¿Puedo reclamar las vacaciones estando de baja?

Si eres empleado de una empresa y has estado de baja por circunstancias médicas o de otra índole, es probable que ya te asalten algunas dudas, como por ejemplo, si podrás disfrutar de tú periodo vacacional.

Este tema es de suma importancia, y en las próximas líneas de este artículo lo abordaremos en todas sus dimensiones para que salgas de una vez por todas de esta incertidumbre y sepas cómo accionar de acuerdo a lo que suceda.

¿Se puede solicitar las vacaciones si estas de baja?

Uno de los derechos fundamentales de todo empleado o trabajador, sin importar dónde labore, es el disfrute anual del periodo de vacaciones, y tal derecho no se pierde por el simple hecho de estar de baja médica.

El artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores es enfático en este punto cuando establece que, si el tiempo de incapacidad coincide con la etapa de vacaciones, el trabajador podrá solicitarlas y disfrutarlas una vez que culmine la baja médica, siempre y cuando no transcurran más de 18 meses. Para leer el artículo 38 completo y conocer todas las especificidades del mismo, puedes acceder a este enlace.

Vale destacar que el artículo mencionado anteriormente aplica no solo para los casos de incapacidad, sino también para el periodo de maternidad, embarazo, o cuando sea por algún accidente.

¿En qué momento disfrutaré de las vacaciones si sigo de baja?

Una vez finalice tu incapacidad y vuelvas a tus labores, puedes solicitar el goce de tus vacaciones de manera inmediata o en el momento en el que lo consideres necesario.

Te puede interesar   Cursos Lanbidenet de Mantenimiento de Vehículos para Mecánicos Automotrices

No obstante, ten en cuenta que podrás hacer uso de este derecho, así haya finalizado el año natural y siempre y cuando no hayan transcurrido más de 18 meses. De ocurrir lo último, perderás tu periodo vacacional anterior, en vista de que no es retroactivo.

De todas formas, si tu caso tiene particularidades que crees no están del todo claras en la ley, puedes consultar con un abogado especialista en temas laborales para que te asesore y asista en caso de llegar a litigio.

¿Qué ocurre con las vacaciones si hay despido o finaliza el acuerdo de trabajo?

Si luego de finalizar tu periodo de incapacidad o de baja te encuentras en el escenario de un despido o justo ha finalizado la relación laboral con tu empleador, lo cual es muy probable en España debido al gran número de contratos anuales, la empresa o tu jefe está en la obligación de pagarte los días de vacaciones que no lograste disfrutar durante el año de contrato.

Dicho pago debe verse reflejado en el finiquito y de ninguna manera debe formar parte del pago por indemnización, todo esto si la relación laboral ha culminado por motivos de despido. Ten en cuenta que el finiquito debe contener:

  1. El salario de los días trabajados desde el último pago de nómina realizado.
  2. Pago por horas extras laboradas o por asignaciones extraordinarias.
  3. Días de vacaciones que no se hayan disfrutado.
  4. Otros acuerdos o convenios establecidos en el contrato inicial.
Te puede interesar   Cursos Lanbidenet Instalación de Muebles para Carpinteros

¿Qué pasa si mi empleador no quiere reconocer mis vacaciones?

Lamentablemente, este tipo de situaciones es más común de lo que debería ser, y para ello, el trabajador debe conocer sus derechos y sobre todo, hacerlos valer de la manera correcta para no verse vulnerado.

En tal sentido, y bajo una situación en la que la empresa para la cual trabajas no quiera asumir los días de vacaciones que por ley te corresponden, o no los quiera pagar en caso de haber sido despedido, lo más idóneo es acabar la vía amistosa, esto es, presentar un burofax donde se solicite el reconocimiento del periodo vacacional. Recuerda que deberás entregar una copia a la empresa, mientras te quedas con otra copia debidamente sellada y firmada.

En caso de omisión por parte del empleador, deberás hacerte con los servicios de un abogado experto en temas laborales, el cual te ayudará a realizar el cálculo preciso de todo lo que se te adeuda y podrá representarte ante el juzgado, de no llegar a un acuerdo extrajudicial con la empresa.

Como puedes ver, el estar de baja no es causal para perder el derecho a tus vacaciones laborales. Lo más importante es siempre mantener la calma, tratar de conciliar con tu jefe o el asignado de recursos humanos de la empresa para que se reconozca tal derecho, y de no ser así, proceder judicialmente con la colaboración de un abogado para el área de trabajo.

Puntuación post